domingo, 8 de mayo de 2011

UNIVERSIDAD Y PROYECTO NACIONAL


La idea y la consigna de “una universidad abierta al pueblo, comprometida con la sociedad que la sostiene y a la que se debe” podría ser suscripta por casi cualquier persona bien intencionada y bien pensante. Salvo reliquias reaccionarias (que no faltan), que desean y abogan por una formación superior elitista y al servicio de los grandes intereses económicos concentrados, la gran mayoría del pueblo tomaría aquella idea como bandera. Ahora bien, ¿qué contenido concreto tiene en las circunstancias actuales de nuestro país?



Es innegable que a partir de 2003 ha comenzado un proceso de recuperación de la Universidad Pública en varios sentidos. La recomposición de los salarios docentes y no docentes, la asignación de becas estudiantiles, el aumento del presupuesto, han sido factores revitalizadores de la vida universitaria, luego del largo y penoso letargo de los años 1990.



Sin embargo quizás quede pendiente un debate más profundo, que ahora probablemente esté en condiciones de darse y se refiere a un replanteo global del rol de la Universidad Pública en la formación de profesionales en todas las especialidades. Pareciera que aún está presente en gran parte de la comunidad universitaria la idea de que la formación superior se agota en dotar a los estudiantes de las herramientas técnico-cognitivas propias de cada disciplina para formar “buenos profesionales”, cuyo éxito en el mundo laboral sea proporcional al esfuerzo invertido por el sujeto en su formación. Como correlato, cada cátedra se ve a sí misma como productora (o reproductora) de conocimientos validados científica y académicamente, guiados sólo por el interés personal de sus integrantes (cuando no de “los jefes”).





Una Universidad Pública acorde con un proyecto nacional y popular debiera, más bien, pensarse como un ámbito en el cual cada uno de los conocimientos que se enseñan y se aprenden tenga como referencia el contexto social en el que se desarrolla. Se debiera desarraigar la idea del título tan sólo como un logro personal, para que cada uno se piense como participante de un proceso mucho más global de compromiso con el entorno. Esto no significa tan sólo pensar “lo local”, sino atender el modo en que lo propio puede proyectarse en los desafíos que la realidad global presenta. Una “Universidad comprometida con el pueblo” significa avanzar hacia un mayor grado de madurez en todos los estamentos que la componen para comenzar a pensar la docencia, la investigación y la extensión desde un renovado compromiso con las realidades próximas que toca atender.



A pesar de los discursos, lamentablemente gran parte de los universitarios, docentes y estudiantes se siguen viendo como parte de una élite, que a lo sumo le cabe la responsabilidad de desarrollar su tarea con excelencia, teniendo como norte el ascenso social y el éxito económico. Transformar esta concepción es uno de los desafíos de este tiempo. Pensar en términos de equipos de trabajo que integren tanto el saber académico como los saberes y prácticas sociales no académicas debiera ser el modo en que la Universidad comience a salir de los claustros para integrar en sus prácticas la realidad en la que está inserta.



Sin duda, en ese camino es necesario reforzar los canales de participación, rediscutir la asignación de los presupuestos, volver a pensar criterios de excelencia desde un discurso propio, que tenga en cuenta las reales necesidades y demandas del mundo productivo, cultural y social, para resignificar aquello de la autonomía universitaria: no sólo como autogobierno sino como la creación de criterios propios de calidad, medida de acuerdo con el modo en que las Casas de Altos Estudios se vinculan con los problemas de su



pueblo. Dicho de otro modo, se trata de acompañar el proyecto nacional hoy nuevamente en marcha y contribuir decididamente a su programa de desarrollo y crecimiento político, económico, social y cultural.











Comisión Política Universitaria

Carta Abierta Tucumán

cartaabiertatucuman@gmail.com



S.M. de Tucumán, 05 de mayo de 2011





Rep con CARTA ABIERTA TUCUMÁN

Rep con CARTA ABIERTA TUCUMÁN
Invitado por la LIBRERÍA EL GRIEGO y la A.P.T. pintó un mural en la Peatonal